SUBCISIÓN


La subcisión se utiliza en casos de "celulitis" avanzada y trabaja puntualmente sobre cada pozo.

El método consiste en colocar una aguja especialmente diseñada desde uno de los lados del pozo y desintegrar los tabiques fibrosos que se encuentran en la base de esta depresión ya que son éstos los responsables de que el tejido se encuentre traccionado hacia la profundidad generando el poceado.
Una vez liberados los tabiques, en la zona aparece un hematoma que remite en pocos días.
No es doloroso ya que se coloca anestesia local para evitar molestias.


Subcision







  • SiteMap
  • Diseño Web EstudioAMweb